Comunicado a la opinión pública nacional e internacional frente al señalamiento por parte del Ministerio del Interior a la minga social por supuesto secuestro de militares

1145

Desde el escenario de Convivencia, Dialogo y Concertación ubicado en el resguardo las Mercedes sector el Pital, municipio de Caldono, Cauca, los pueblos indígenas, organizaciones sociales y procesos populares denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional, organizaciones garantes de los derechos humanos y comunidad en general, que hoy 23 de marzo de 2019, mientras el Gobierno Nacional y la Minga social del suroccidente continuaba con los diálogos concertados entre ambas partes en el sector Mandivá, la guardias indígena en el ejercicio de control territorial detuvo en el punto uno de la Agustina a dos militares que transitaban por la vía panamericana con prendas militares, situación que dio para señalamientos de posible secuestro.

Hechos

Siendo a la 1:00 p.m en el punto uno de control de la Agustina, la guardia indígena en ejercicio de control territorial y en el marco de la seguridad de la minga social, detienen a dos personas que portaban prendas militares. El primero Jorge Adrián Burbano quien manifestó venir de Puerto Berrío, Antioquia del Batallón Bomboná No. 42. Además expresó que fue trasladado a San Lorenzo porque tiene un niño recién nacido y lo va ir a visitar. Aunque manifestó estar de permiso no pudo corroborar esta información, puesto que no tenía la carta de permiso. Jorge portaba un uniforme militar y manifestó que lo lleva para la casa a lavar porque estaba sucio y que no tenía conocimiento de la situación en la panamericana.

El segundo uniformado Cesar Fredy peña fue retenido a la 1:35, quien conducía un carro Chevrolet con placas CKX313 de Cali. También llevaba varias prendas militares. Cesar manifestó que terminó sus estudios como Sub Oficial del ejército en Bogotá y lleva trabajando dos años en el ejército. Ambos uniformados manifestaron haber recibido buen trato por parte de la guardia y la comunidad.

Con lo anterior aclaramos a la opinión pública que este procedimiento se realiza en el marco del control territorial de la minga:

  1. En ningún momento se está generando situaciones de controversia, se está asegurando el derecho legítimo de la minga.
  2. No se está generando detenciones, solo se está haciendo la revisión y control territorial.
  3. Como nos ha manifestado el Gobierno Nacional en la mesa de garantías que la minga se puede infiltrar, se hizo la verificación correspondiente y posteriormente se procedió a la entrega de los uniformados a las entidades garantes como la MAPP-OEA y la ONU.
  4. Se entregó la dotación militar en perfectas condiciones ya que no se encontró ninguna relación entre la minga y los uniformados, puesto que iban de paso.

Con los procesos de medida preventiva de la comunidad se demuestra con hechos contundentes que no se permite la entrada a ningún actor armado ya sea legal e ilegal a nuestros territorios. Además, aclaramos de manera reiterada que el procedimiento por parte de la guardia indígena no corresponde a ningún secuestro como lo manifestó el ministerio del Interior en su cuenta de twitter.

En cambio, sí hay un pueblo organizado que defiende los derechos y las garantías para el ejercicio del control territorial. Además, esta no es la primera vez que se presentan estos hechos, cabe recordar que en días anteriores han sido detenidos un policía y dos militares dentro del resguardo. Esto ha generado zozobra al interior de la minga social del suroccidente.

Hacemos un llamado a los organismos defensores de DD.HH. nacionales e internacionales, a la Oficina del  Alto Comisionado para los DD.HH. de la ONU, a la Comisión Interamericana de DD.HH., a la Misión de Verificación de la ONU, a la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA, a la Comisión Legal de DD.HH. del Senado de la República, a la Defensoría del Pueblo y a la Procuraduría General de la Nación, para que, en el marco de sus funciones y competencias nos acompañen en nuestras exigencias, al Estado velar para el buen desarrollo de la mesa de diálogo concertada entre el Gobierno Nacional y la Minga del Suroccidente.

Pueblos indígenas, organizaciones sociales y procesos populares

Compartir