Enfrentamientos ayer entre la fuerza pública y las comunidades que protestan en este departamento.

Unas mil personas entre indígenas y campesinos bloquearon por cerca de cuatro horas la vía nacional entre Neiva y Florencia. 
Los manifestantes paralizaron el paso de todo tipo de transporte en el punto conocido como puente pescador, entre los municipios de El Hobo y Gigante, lo que produjo la reacción del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (Esmad) que se enfrentó, usando gases lacrimógenos, a las comunidades.
Al final de la jornada, la Policía reportó once civiles y siete agentes del Esmad heridos. Cinco de ellos fueron atendidos en el Hospital de El Hobo. Durante gran parte de la tarde, los manifestantes retuvieron a dos agentes del Esmad.

“Exigimos la presencia de los diferentes ministerios para que atiendan entre otros temas: La defensa del territorio y los recursos naturales, el río Magdalena, el Macizo Colombiano, el Páramo de Miraflores y escuchen a las comunidades afectadas por megaproyectos. Exigimos el retiro de las transnacionales del Territorio nacional. Exigimos el acceso de campesinos e indígenas a la tierra y que se respete la reserva agroalimentaria en la zona de El Quimbo. También pedimos una solución política del conflicto armado y el control soberano y autónomo de nuestros territorios indígenas y campesinos”, aseguró Leonardo Homén, líder indígena de esta manifestación.

Los manifestantes, que hoy completan cinco días en la zona y que durante todo el fin de semana hicieron cierres parciales de la vía nacional de entre dos y tres horas, exigen la presencia del Gobierno Nacional para que atienda los llamados de lo que ellos denominan una ‘Minga Pacífica’.

Julio Cesar Triana, Gobernador encargado del Huila, aseguró que la orden dada desde Bogotá es no permitir las vías de hecho y por lo tanto no está permitido que estas comunidades taponen la carretera.

Ayer, al final de la tarde, hizo presencia en la zona la Defensoría del Pueblo y el PNUD para mediar en los disturbios. “Las exigencias de este grupo de personas son nacionales, pero las autoridades departamentales no podemos aceptar las vías de hecho. Y esperamos que mañana (hoy) hagan presencia los representantes del Gobierno Nacional”, le dijo Triana a EL TIEMPO.
Al cierre de esta edición la vía continuaba cerrada. Esta protesta se suma a las de las comunidades indígenas del Cauca y Putumayo, que la semana anterior taponaron el paso entre Mocoa y Pitalito.

Neiva