Ecologistas e indígenas se oponen a la fracturación hidráulica en Australia

[Aus] Ecologistas e indígenas se oponen a la fracturación hidráulica en Australia

300

Miembros de la comunidad indígena de Minyerri, pequeña localidad a cinco horas de Darwin, capital del Territoire del Norte en Australia, protestan contra la decisión del gobierno de abolir una moratoria sobre la fracturación hidráulica el 14 de junio de 2019

Ecologistas y pobladores indígenas están en pie de lucha contra la decisión del Territorio del Norte, en Australia, de abolir una moratoria sobre la fracturación hidráulica para explotar sus vastas reservas gasíferas y reducir su deuda.

El año próximo, la deuda este territorio de Australia septentrional pasará los 6.000 millones de dólares australianos (4.175 millones de dólares). Las autoridades buscan desesperadamente soluciones.

La cuenca de Beetaloo, región rica en recursos naturales 600 km al sur de Darwin -la capital-, contendría las tres cuartas partes de las reservas de gas de esquisto del Territorio.

Según estimaciones, el Territorio podría tener hasta 14 millones de metros cúbicos de gas, más que las reservas probadas de Estados Unidos, y las regalías podrían ser enormes.

«Cientos de millones de dólares podrían ser invertidos en la infraestructura de explotación gasífera en el Territorio este año», dijo a la AFP Paul Kirby, ministro local de Recursos Naturales, agregando que espera se dinamice el empleo y las oportunidades empresariales.

«Buena conducta»

En 2016 se declaró una moratoria sobre la fracturación hidráulica debido al rechazo de la opinión pública, mientras funciona una comisión de investigación independiente. Países como Francia prohibieron esa técnica debido a su impacto negativo en el medio ambiente.

El gobierno de centro-izquierda sin embargo decidió en 2018 levantar el embargo y confirmó la medida en junio pasado.

La ministra de Ambiente, Eva Lawler, aseguró que las autoridades son conscientes de la importancia de proteger el ambiente y aplicarán las recomendaciones de la comisión, aunque no dio fechas.

«El entorno natural del Territorio es uno de nuestros mejores activos (…) Proteger el medio ambiente crea empleos. Una buena política ambiental es una buena política económica», aseguró.

El gobierno adoptó un «código de buena conducta» para volver la industria gasífera «responsable y transparente».

Según Matt Doman, portavoz de la Asociación australiana de la producción de la exploración petroleras, esas normas están «entre las más exhaustivas y rigurosas del mundo«, y que tras tres años de moratoria se espera «lanzar la exploración lo más pronto posible«.

«Cero consulta»

Para Graeme Sawyer, portavoz de la Protect Country Alliance, es una decisión «grotesca«: «El gobierno local tiene una larga historia de incompetencia sobre estos asuntos. No creo que regularán correctamente el sector», aseguró.

Las pruebas de agua subterránea a largo plazo y los estudios de biodiversidad no han terminado, y las evaluaciones ambientales las hace el Ministerio de Energía y Recursos Naturales, lo que podría generar conflictos de intereses, argumentan los ecologistas.

La fecha de lanzamiento de las operaciones era el 1 de julio, pero el gobierno aún no elaboró su lista de áreas donde la fracturación hidráulica estaría prohibida por razones ecológicas o culturales.

La decisión abre potencialmente a la fracturación 51% de los 1,4 millones de km2 de del área del Territorio, lo que provoca la furia de las comunidades indígenas.

Minyerri, una pequeña localidad nativa de unos pocos cientos de personas a cinco horas por carretera de Darwin, no está en la lista de áreas protegidas porque se encuentra en la rica cuenca de Beetaloo. Muchos temen que se contamine su agua.

«El gobierno no consulta al pueblo, el pueblo de Minyerri está molesto por las decisiones tomadas en Darwin que afectan su tierra y su cultura», dijo Vanessa Farrelly, activista indígena de la Red de Clima Indígena de Jóvenes Indígenas.

Fuente: swissinfo

Compartir
Cargando…