En estos tiempos de pandemia, el mundo entero ha tenido que cambiar su estilo de vida (agresivo y depredador) y entrar en estado de aislamiento obligatorio para combatir la peste (COVID ‚Äď 19); un virus que ataca sin distinci√≥n de g√©nero, estrato o identidad cultural y que hasta el momento lleva contagiadas 928.437; en Colombia van 1161 y 19¬† fallecidas.¬†

Los pueblos originarios del Abya Yala nos enfrentamos a una nueva amenaza, una que vuelve y altera el ciclo de vida que permite que conservemos nuestros usos y costumbres. Hasta el momento dos hermanos del pueblo Yukpa en la frontera colombo venezolana el pasado 27 de marzo fueron diagnosticados como portadores de la peste (virus). 

Ante la evidente situación de emergencia sanitaria, las 124 autoridades filiales al Consejo Regional Indígenas del Cauca CRIC implementar el aislamiento de TODOS los territorios, fortalecer los ejercicios de control territorial, el SISPI desde la soberanía alimentaria y el SEIP desde la comunicación con la madre tierra. 

Es momento que como hijos de la madre tierra, la Pacha Mama, Uma Kiwe, Usrɨ Pɨrɨ; sigamos las orientaciones que nuestras autoridades tradicionales dan para la prevención del contagio del virus en nuestros territorios, que no caigamos en pánico pero que también estemos alertas; asimismo, debemos procurar quedarnos junto a nuestras familias en casas, armonizarnos desde la medicina tradicional, trabajar en los tules o Trau, conversar en la tulpa el con nuestros mayores, liberar la madre tierra; es momento que caminemos fuerte hacia el buen vivir de nuestros pueblos. 

Como movimiento ind√≠gena organizado en el CRIC hemos ondeado en nuestra bandera ‚ÄúUNIDAD, TIERRA, CULTURA Y AUTONOM√ćA‚ÄĚ como nuestros pilares y caminado sobre diez puntos de lucha a los que debemos aferrarnos mucho m√°s, en estos tiempos de emergencia, para poder pervivir como naciones originarias en tiempo y en espacio.¬†

Hay que estar pendientes de los medios de comunicación propios (emisoras indígenas, cuentas oficiales en redes sociales, medios audiovisuales) para estar atentos sobre la evolución de la crisis en nuestros territorios y comunidades, a nivel zonal, regional, nacional e internacional; pero no debemos olvidar que nuestra lucha no es solo contra la Peste (COVID 19), hay que recordar que el conflicto armado sigue latente en nuestros territorios, sigue la presencia de actores armados legales e ilegales, se siguen asesinando líderes sociales, sitios sagrados como La Sierra Nevada de Santa Marta está ardiendo en llamas, entre muchas más problemáticas. 

Por ahora, el camino para nuestros pueblos originarios es acatar las recomendaciones; acompa√Īar a la guardia y autoridades a los puestos de control y ejercer la autonom√≠a territorial.

Por: programa de comunicaciones CRIC

Compartir