El Consejo Regional Indígena del Cauca –CRIC-, representado en los 10 pueblos indígenas (Misak, Nasas, Yanaconas, Eperaras-siapiraras, Totoroez, Polindaras, Kisgo, Ambalo, Kokonuko e Ingas), las 11 Asociaciones de Cabildos, las 126 autoridades tradicionales y los más 300 mil comuneros y comuneras indígenas. Hacemos un pronunciamiento contundente ante la sistemática agresión que se está evidenciando con quienes le apostamos a la paz y que buscamos el buen vivir para nuestros Pueblos y la sociedad colombiana.

Nuestra orientación política siempre ha caminado la palabra en la posibilidad de tejer desde el corazón, la hermandad y la sabiduría con los hermanos afros, campesinos, indígenas, urbanos, que están representadas en las organizaciones sociales y sectores populares del Cauca, con el propósito de fortalecer, consolidar la unidad y resistencia. La lucha se ha enmarcado contra de las políticas neoliberales, los terratenientes, la agroindustria y las multinacionales que pretenden apoderarse de los territorios para fines extractivistas y convertir nuestra Madre Tierra como un instrumento de acumulación económica a costa del desplazamiento, la amenaza, despojo territorial y la muerte, como lo podemos evidenciar a continuación:

  1. Este gobierno vuelve a retomar los falsos positivos como el reciente caso sucedido en el departamento de Norte de Santander, con la tortura, violación y posterior asesinato de Dimar Torres excombatiente de las FARC EP en proceso de reincorporación, hecho lamentable en el que Miembros activos del Ejercito Nacional trataron de encubrir el hecho y coadyuvados por el Ministro de defensa trataron de desviar la información en medios de comunicación, frente a la realidad de lo acontecido.
  2. Las agresiones, seguimientos y judicializaciones contra el movimiento estudiantil como es el caso de Juan Carlos Cuervo como líder social y defensor de los Derechos Humanos, Ambientales y Lina Isabela Medina Alegría, Politóloga y Estudiante de Economía de la Universidad del Cauca, acompaña a las Comunidades organizadas alrededor de la defensa del Campesinado del Macizo Colombiano. Donde imputan falsos delitos a los líderes estudiantiles, falsos testigos y toda una mafia confabulada.
  3. El intento de masacre Vereda lomitas, finca La Trinidad. Santander de Quilichao, el pasado 4 de mayo de 2019 donde hombres armados intentaron entrar a la finca, donde se encontraban los líderes en un espacio de trabajo de las organizaciones negras del Norte del Cauca entre ellos  Francia Márquez, ganadora en 2018 del Premio Goldman (considerado el “Nobel de medioambiente”) . En ese lugar se desarrollaba una reunión preparatoria de las organizaciones ACONC, ASOM, PCN, disparando lanzando una granada, donde dos escoltas de la UNP, que hacen parte del esquema para su seguridad, resultaron heridos, estos a su vez alcanzaron a repeler el ataque indiscriminado contra sus protegidos.
  4. Las declaraciones en el marco de la minga social del sur occidente colombiano por la defensa de la vida, la democracia, la justicia y la paz, el senador Álvaro Uribe Vélez trina “Si la autoridad serena, firme y con criterio social, implica una masacre, es porque del otro lado hay violencia y terror más que protesta” y lo último lo de la ministra Nancy Patricia “Después de una revisión, se identifica que la principal causa de amenazas a los líderes sociales es la pelea por el control territorial de zonas de narcotráfico y explotación ilegal de minerales” esto muestra una clara intención  justificar y escudarse frente a las  graves violaciones de derechos humanos, amenazas, señalamientos y asesinatos de líderes, lideresas, [email protected] de derechos humanos en el Cauca y en Colombia,  las autoridades indígenas y comunidades al igual que el pueblo afro y el campesinado hemos creído en el acuerdo de paz, luchamos contra la impunidad, rechazamos los grupos armados legales o ilegales en nuestro territorios, hacemos control territorial luchando contra el narcotráfico, hemos destruido armas, recuperado vehículos, motocicletas, esperamos la voluntad política del gobierno para llevar a cabo la sustitución de cultivos de uso ilícito pactado en los acuerdos de paz, es insensato pensar en este tipo de análisis que agudizan la situación de nuestras comunidades en territorio.

Ante esta irresponsabilidad que coloca en riego a nuestros pueblos y comunidades elevamos esta denuncia ante los organismos de DDHH internacionales de igual manera exigimos al Gobierno de Colombia establecer las garantías de los derechos fundamentales a la vida, la participación y la protesta social. A la fiscalía que adelante las investigaciones pertinentes que tenga como resultado el esclarecimiento de los hechos y la captura de los perpetuadores en todos sus niveles. De igual manera solicitamos el acompañamiento de los organismos multilaterales de DDHH, la veeduría y acompañamiento del ministerio público; defensoría del pueblo y la procuraduría étnica y de protección a la minga social por la defensa a la vida, el territorio, la democracia la justicia y la paz..

Dejamos en conocimiento y se tomen las medidas pertinentes para los sectores que se movilizan y Manifestamos nuestra indignación por los falsos positivos, judicializaciones, intento de masacre que compromete los derechos fundamentales a la vida, la participación, la protesta social y la protección. Ante los hechos ya relatados exigimos con carácter urgente a la Ministra del Interior Doctora Nancy Patricia Gutiérrez, Sr Lorenzo Guillermo Botero Nieto Ministro de defensa. Sr Diego Fernando Mora Arango director de la Unidad Nacional de Protección, señor Néstor Humberto Martínez fiscal General de la Nación, señor Carlos Alberto Negret Defensor Nacional del Pueblo y comité de evaluación de riesgo y recomendaciones de medidas CERREM para atender inmediatamente la situación.

Consejo regional indígena del Cauca CRIC

Compartir