El Consejo Regional Indígena del Cauca –CRIC-, denuncia categóricamente ante la opinión publica, que hoy 09 de noviembre del 2018 el señor SILVIO SIERRA SIERRA a través del espacio radial de RADIO 1040 AM POPAYÁN dirigida por Ovidio Reinaldo Hoyos ha hecho manifestaciones deshonrosas, imputaciones falsas e injuriosas y calumnias en contra de nuestra organización, que coloca en riesgo no solo la vida, integridad, honra de las 126 autoridades indígenas y la consejería. Sino que atentan contra nuestro proceso político organizativo y el legado que hemos defendido en más de 47 anos de existencia.

Responsabilizar al CRIC de un conflicto étnico, cultural y territorial en Siberia, Caldono que tiene sus raíces, como muchos otros, en la negligencia del Gobierno Nacional, quienes desconociendo las realidades de los pueblos, ha creado conflictos territoriales entre comunidades. Es un despropósito y una mentira dirigida a estigmatizarnos, criminalizarnos y señalarnos para que otros, como antaño sucedía, accionen sus armas contra nosotros.

Cabe advertir que el CRIC rechaza categóricamente cualquier hecho que atente contra la vida, que desarmonice el territorio y que perturbe a nuestros niños y niñas, como son las afectaciones a sus escuelas y al mismo tiempo, rechazamos que personas inescrupulosas utilicen estos hechos para señalar y estigmatizar a nuestra organización con fines políticos articulado a una tendencia de pensamiento de extrema derecha que va dirigida a perseguir y desligitimar la protesta social que en el Cauca ha sido un mecanismo pacifico y exitoso de exigibilidad de derechos utilizado por diferentes sectores sociales y populares.

Afirmar, sin ninguna prueba o investigación seria y rigurosa sobre la problemática étnica, que los hechos de desarmonía territorial, que todos lamentamos, ocurridos entre la comunidad Nasa de la Laguna Siberia y la comunidad Misak del Cabildo de Ovejas Siberia son culpa del CRIC, es una falsedad de tal envergadura que solo puede ser entendida como una estrategia de los poderes políticos y económicos que históricamente han buscado a través de sus áulicos en algunos medios de comunicación deslegitimar la lucha que el CRIC y otros sectores populares hemos emprendido para la defensa de la vida y la paz.

Por ultimo, el señor Silvio Sierra al referirse a la dirigencia del CRIC como “imbécil, violenta, sin sentido y completamente apartada de la verdadera paz” y señalar a nuestra organización como “personalista y provocando siempre la guerra”, constituye un acto xenofóbico que incita a la violencia utilizando su privilegiada posición a través de un medio masivo de comunicación, exponiendo injustificadamente a la organización, a las 126 autoridades tradicionales, a los casi 284 mil comuneros y comuneras que habitamos en el departamento del Cauca a riesgos que atentan contra nuestra vida, honra e integridad.

Contrario a las manifestaciones injuriosas del señor Silvio Sierra, el CRIC ha sido reconocido nacional e internacionalmente como una organización emblemática en la defensa de los DD.HH. como agentes y constructores de paz. Quienes como organización indígena hemos orientado a nuestras comunidades para que cualquier diferencia territorial entre pueblos indígenas sea resuelta en el marco del respeto y la tolerancia de las diferencias, acudiendo a nuestra sabiduría ancestral, la Ley natural, Ley de Origen, Derecho Mayor y Derecho Propio y los sistemas de justicia propia de cada una de las comunidades.

Nuestra organización en su proceso de resistencia y lucha por la pervivencia étnica y cultural ha conquistado derechos fundamentales para los pueblos originarios gracias a nuestra capacidad político organizativa, a pesar de que muchos agentes violentos desde la ilegalidad, la legalidad o los medios de comunicación afines a los poderes económicos y políticos han querido atentar contra la verdad y deslegitimar las luchas sociales y populares.

A muchos les duele reconocer las conquistas que el proceso político y organizativo del Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC ha logrado en beneficio de los derechos humanos a través de sus 47 años de existencia, y a ellos, les reiteramos que persistiremos, resistiremos y profundizaremos nuestra plataforma de lucha.

Por todo lo anterior, exigimos un acto público de retractación del señor Silvio Sierra Sierra respecto de sus afirmaciones injuriosas a través del mismo medio y con la misma cobertura en el que se realizo ese cobarde, injusto y ligero pronunciamiento contra nuestra organización. Al Gobierno Nacional en cabeza del Ministerio del Interior, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Agencia Nacional de Tierras y la Dirección de Asuntos Indígenas, que de manera inmediata busque una salida real y efectiva sobre la necesidad de tierras que tienen las dos comunidades Nasa y Misak en Siberia Caldono, Cauca.

Reiteramos el llamado a los organismos de DDHH como la Defensoría del Pueblo,  la ONU, OEA, entre otras, para que acompañen esta situación compleja que se está presentando y que requieran al Gobierno Nacional que garantice los espacios necesarios para que las dos comunidades puedan sentarse a dialogar y lleguen a unos acuerdos que favorezcan a las partes involucradas directamente en esta desarmonía territorial.

 CONSEJERÍA MAYOR

CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA – CRIC

Popayan, Cauca 09 de noviembre de 2018

Compartir