Vulneración de los derechos indígenas en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022

1270

Los pueblos indígenas originarios de nuestros territorios ancestrales agrupados en el Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC, como autoridades ancestrales, mantenemos vivo el espíritu de lucha, la unidad de los pueblos y resistencia para seguir sobreviviendo ante todas la intenciones de opresión ajenas a nuestra voluntad, propiciadas por actores extraños que solo piensan en el capital, la mercantilización de la vida, el bien personal, bajo modelos económicos, políticas globalizantes que van en detrimento de la permanencia de los pueblos, los espacios de vida y los sistemas de gobierno propio; como pueblos indígenas siempre defenderemos nuestros principios de Unidad, Territorio, Identidad Cultural y Autonomía, los cuales han orientado históricamente nuestra lucha.

Así mismo, es mandato de nuestras comunidades defender la vida y el territorio, mediante el fortalecimiento de nuestros sistemas de gobierno propio recogidos en nuestros planes de vida que constituyen el elemento fundamental para la pervivencia en el tiempo y el espacio, si bien sirven como instrumento de planeación, éstos orientan los mandatos de los pueblos indígenas en el marco de la cosmovisión, calendarios propios y no en los llamados calendarios gregorianos que establecen un periodo de tiempo definido para la ejecución de planes, programas y proyectos con vigencias fiscales ajustados a este calendario; y bajo ningún punto de vista los planes de vida se asimilan a los planes de desarrollo de los gobiernos de turno.

Un ejemplo de ello, es el llamado “Pacto por Colombia, pacto por la Equidad”, que contrario a la equidad que pregona, lo que busca es ratificar y/o adoptar políticas internacionales a favor del modelo de desarrollo económico globalizante, mediante implementación de leyes y políticas públicas que favorecen los intereses elitistas de quienes ostentan el poder económico en el país y el ingreso de grandes capitales representados en multinacionales, que advierte la profundización de las desigualdades sociales, el extractivismo y se perfeccionan asuntos incompletos de los anteriores gobiernos, como por ejemplo mercados de capitales, financiarización de tierras y recursos minero-energéticos, exploración y explotación de yacimientos no convencionales.

Así las cosas, el contenido de la ley y las bases del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, es contrario a la cosmovisión de los pueblos indígenas plasmados en los planes de vida que buscan fortalecer el Gobierno Propio y el buen vivir, reflejados en la no inclusión de lo concertado en la Mesa Permanente de Concertación – MPC, donde como pueblos indígenas aceptamos ser consultados en el marco del consentimiento previo, libre e informado, conforme se estableció en la ruta metodológica de concertación protocolizada en la MPC el 11 de Octubre de 2018, con unas garantías del proceso, reglas para el diálogo y concertación y aspectos generales, de igual manera se estableció que La concertación del Plan Nacional debe concretarse en acuerdos que deberán ser incluidos en el documento de bases del Pan Nacional de Desarrollo (…) y protocolizado de igual manera los días 25 y 26 de enero de 2019, mediante un documento que contiene 6 ejes estratégicos y 216 acuerdos que serían incorporados en las bases del PND 2018-2022, a través de un capítulo indígena.

La postura adoptada por el Gobierno Nacional al radicar el proyecto de ley y las bases del PND 2018-2022, una vez mas desconoce lo acordado con los pueblos indígenas, vulnerando el derecho fundamental al consentimiento previo, libre e informado y dejándonos en alto riesgo de desaparición, al no proteger la integridad y los derechos que ancestralmente poseemos, que han sido reconocidos ampliamente en convenios y tratados internacionales, y estos a su vez a través de la Constitución política de Colombia.

Frente al desconocimiento sistemático de los derechos de los pueblos indígenas nos vemos obligados a exigirle al gobierno cumplir de manera inmediata e integral lo pactado en el marco de la consulta previa, libre e informada; a su vez la inclusión de políticas publicas diferenciales mediante los planes de acción y el plan cuatrienal, los cuales serán implementados en el marco del decreto 1811 de 2017, por ello, una vez mas, exigimos garantías para la adopción y cumplimiento de lo acordado con los pueblos indígenas adscritos al CRIC.

Consejería Mayor

Consejo Regional Indígena del Cauca-CRIC

Febrero de 2019

Compartir