Foto: Uniradio

TIJUANA.-  Pueblos originarios de Estados Unidos y México, así como activistas pro inmigrantes y de derechos humanos, realizaron una marcha en la frontera de Tijuana, ofreciendo una ofrenda a lo que ellos consideran es “sagrado” y que se refiere al derecho a migrar.

“Es una reflexión en torno a la libertad que significa el movimiento y el desplazamiento de los seres humanos en la naturaleza, y que es parte natural de lo que siempre hacemos y que a través de las políticas que se han traído últimamente de la puesta de fronteras, de muros, pues lo que hace es interrumpir esos flujos naturales de los seres humanos”, comentó Leonardo Durán, de la Unión de Cooperativas Tosepan.

El grupo proveniente de Estados Unidos fue recibido con una ceremonia en territorio mexicano, música, danza y una limpia dedicada al tema migratorio.

“Es una dedicación, una ofrenda a lo que es lo sagrado de la migración, porque todos somos migrantes, todas las especies y todos tenemos nuestro corazón unido por crear juntos y reconocernos como una familia de la tierra”, detalló Sonia de Otto, quien representa la Universidad Gujarat Vidyapith, institución que fue fundada en 1920 por Mahatma Gandhi.

Solo a Francisco Ramos, uno de los organizadores de esta caminata, no se le permitió el ingreso a territorio mexicano, por declarar las autoridades aduanales de México que era ciudadano del mundo.

“Y entiendo que eso es lo que les ha llevado a discutir con la migración, porque como el no trae papeles, no trae documentos, intencionalmente él lo ha hecho así, pues ahora va a ser una situación que resolver su estatus migratorio que es un tanto raro y creo que va a ser un tanto interesante esta forma en que “Pancho” cuestiona estas formas tan absurdas de tener fronteras, de tener papeles para existir”.

Tras la caminata, los participantes se concentraron para fundar la primera asamblea de pueblos, barrios y comunidades de la región San Diego – Tijuana, a la que denominaron “[email protected] por la No Violencia”.

Fuente: uniradioinforma

Compartir