Los habitantes de la Amazonía ecuatoriana llegaron a Quito tras once días de caminata para rechazar las políticas mineras que, según ellos, amenazan al medio ambiente y las fuentes de agua. Responsabilizan tanto al Gobierno anterior como al actual.

Cientos de indígenas llegaron a la capital de Ecuador para presentar ante la Asamblea de ese país un proyecto de ley que prohíba el desarrollo de la minería metálica en todo el territorio.

De acuerdo con los manifestantes, que caminaron desde la Amazonía, la intención de la iniciativa es proteger los territorios y, en especial, las fuentes de agua que están sufriendo daños por la extracción minera.

La marcha, que partió el 4 de noviembre, se trasladó a la sede de la Asamblea Nacional de Ecuador para hacer entrega del proyecto de ley. Allí fueron recibidos por la presidenta Elizabeth Cabezas. Los indígenas destacaron que el proyecto fue elaborado por la población indígena.

“Este proyecto, a diferencia de otros que surgen desde arriba, ha surgido desde abajo, desde los despojados, desde los criminalizados, los marginados, los excluidos, desde los que han sentido en carne propia la invasión de las empresas mineras”,

dijo Yaku Pérez, presidente de la Confederación quichua de Ecuador (Ecuarunari).

Pérez agregó que “estarán vigilantes” al tratamiento que le dé la Asamblea Nacional al mismo.

Indígenas exigieron mayores controles a empresas mineras

Un grupo reducido de indígenas se trasladó a la sede de la Contraloría General del Estado del Ecuador para solicitar un informe de auditoría a las empresas mineras que operan en el país suramericano.

“Queremos que el Gobierno respete nuestros derechos, que respete la voz del pueblo, de estas nacionalidades que están diciendo no al extractivismo (…) ¡No más explotaciones, no más concesiones mineras!”, dijo Gualinga Jairo, quechua amazónico, a la agencia de noticias EFE.

La movilización de los indígenas ecuatorianos fue acompañada por activistas extranjeros que forman parte de diversas ONG que trabajan por la protección del medio ambiente y la conservación del agua.

“Hay problemas para el agua por las hidroeléctricas y por la minería. Las hidroeléctricas quitan el agua y la minería la contamina”, dijo Emily Conrad, analista ambiental que trabaja en el sur de Ecuador, a la agencia de noticias EFE.

Rafael Correa y Lenín Moreno acusados de falsas promesas

Durante la manifestación, los indígenas responsabilizaron al expresidente Rafael Correa y a su sucesor, Lenín Moreno, de no haber cumplido con las promesas de evitar las concesiones mineras.

Además, arremetieron contra el referendo realizado en febrero de 2018 y lo calificaron como una mentira, puesto que el Gobierno continúa otorgando licencias a las empresas mineras a pesar de que en una de las preguntas se le solicitó a los ciudadanos su respaldo para una minería responsable y para restringir algunas zonas para la explotación petrolera.

El Gobierno de Ecuador respondió que el catastro no ha cambiado desde la realización de la consulta.

Durante el mandato de Rafael Correa, Ecuador abrió concesiones mineras de gran escala a cinco proyectos y dos de ellos se encuentran en la Amazonía.

Con EFE y AP

Fuente: france24

Compartir