Territorio Nasa de Tierradentro, Resguardo indígena de San Andrés de Pisimbalá.

3

Por la Defensa de la Vida y la Autonomía de los Pueblos Originarios

La comunidad indígena de San Andrés de Pisimbalá lamenta y rechaza los actos violentos que lastiman nuestro territorio, tales como el asesinato de un estudiante del IMAS el día 28 de abril y los enfrentamientos entre el ejército nacional y la guerrilla de las farc, al finalizar la tarde del día 29 de los presentes, que afectaron el casco urbano del resguardo, pusieron en riesgo la vida y la integridad física y psicológica de los civiles, creando zozobra en toda la población.

En nuestro pensamiento y sentir como pueblos milenarios, el cuidado y la protección de la vida es fundamento de nuestra permanencia en armonía con la madre tierra. Hemos rechazado la violencia usada por todos los grupos armados, porque en nuestra memoria está el dolor de nuestras familias por el asesinato de comuneros, líderes y caciques.

 

Nos han amenazado y hemos estado expuestos a hostigamientos armados por parte del ejército nacional y grupos armados al margen de la ley. La alcaldía de Inza, junto con la policía nacional, ha instaurado órdenes de captura con fecha 9 de abril de 2011 contra comuneros del resguardo, pasando por encima de la autoridad tradicional e irrespetando nuestro fuero indígena. Las fuerzas armadas del Estado han retenido ilegalmente a comuneros de nuestro resguardo, los han maltratado psicológica y físicamente, también han estado realizando llamadas a nuestros jóvenes para manipularlos e involucrarlos en el conflicto. Los grupos al margen de la ley transitan nuestro territorio con la intención de reclutar nuestros jóvenes; por estas razones rechazamos la presencia de armas y uniformes militares en el resguardo. En varias ocasiones hemos pedido a todos los grupos armados que abandonen nuestros territorios, ratificando así las resoluciones de Jambaló y Vitoncó, mediante las cuales se rechaza la permanencia de grupos armado en los territorios indígenas, desde el entendido que nuestros pueblos se niegan a hacer parte del conflicto armado.

Somos pueblos que convivimos en armonía, nuestra autoridad reposa en el bastón de mando y no en las armas. Aún así, personas extrañas, sin nuestro permiso, entran al territorio y realizan acciones violentas que incentivan el odio y las diferencias, asesinan a los habitantes del resguardo, como sucedió la noche del 28 de abril con el estudiante del IMAS, Alonso Pancho, quien fue abordado por dos desconocidos que le dispararon con arma de fuego causándole la muerte, cuando se encontraba con algunos compañeros en el centro poblado de San Andrés.

Respetamos y sentimos el dolor de la familia Pancho, y la tristeza colectiva porque es un hijo de la madre tierra y en sus venas corre sangre Nasa, al tiempo que rechazamos y condenamos las calumniosas e injuriosas declaraciones del señor Olmedo Pancho por la Radio Campesina, el 29 de abril en horas de la mañana, donde responsabilizó de la muerte del estudiante a cuatro cabildantes y a representantes de las comunidades indígenas de Inzá. Este mismo señor realizó llamadas telefónicas al SA`T del resguardo Leónidas Lemeche, en la madrugada del 29 de abril, por medio de las cuales amenazó de nuevo a la gobernadora y a comuneros del resguardo.

Para las autoridades y comunidades indígenas del resguardo de San Andrés de Pisimbalá, las declaraciones del señor Olmedo Pancho vulneran la integridad de los comuneros y ponen en riesgo la vida de nuestros líderes y la armonía de nuestra comunidad. También aclaramos que en el ejercicio de la autonomía y el derecho propio, las decisiones comunitarias nunca han vulnerado ni vulnerarán los derechos de los comuneros del resguardo.

TERRITORIO ANCESTRAL NASA DE TIERRADENTRO

RESGUARDO INDÍGENA DE SAN ANDRES DE PISIMBALÁ

Municipio de Inza, abril 30 de 2011.

Compartir