Desde el escenario de Convivencia, Dialogo y Negociación ubicado en territorio ancestral de Sa’th Tama Kiwe en el Pital, Caldono, Departamento del Cauca, los pueblos indígenas, comunidades campesinas, organizaciones sociales  y procesos populares que participan de la Minga Social por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz, informamos y denunciamos ante la opinión publica nacional e internacional, defensores y organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales, y ante la comunidad en general, que hoy 16 de marzo de 2019 el Gobierno Nacional a través del ESMAD atacó el punto de concentración del campesinado en el Cairo durante cuatro días seguidos y el Túnel Municipio de Cajibío, y arremetió haciendo uso violento y desproporcionado de la fuerza en contra de los campesinos que participan en la Minga en ejercicio de su derecho fundamental a la protesta pacífica.

Siendo aproximadamente las 9:45 de la mañana el Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD atacó de manera indiscriminada al campamento de los campesinos del Cairo y el túnel ubicado a más de un kilómetro de la vía panamericana, esta arremetida se perpetró a la comunidad campesina mientras se encontraban reunidas en una actividad pedagógica. NO había bloqueos por parte de los campesinos, el ESMAD inicio un ataque represivo llegando a los campamentos lanzando gases lacrimógenos y generando destrucción total de víveres y carpas de los mingueros resultando varios heridos entre ellos la minguera Nora Hurtado con heridas de gravedad.

Todo lo anterior, son acciones ilegales, desmedidas e injustas cometidas por la Policía Nacional, un claro abuso de poder, una extralimitación en el ejercicio de sus funciones, un irrespeto a los protocolos establecidos para atender las protestas y un uso excesivo y desproporcionado de la fuerza.

Esta incursión se da justo 24 horas después de que una delegación del Gobierno Nacional representada por el Alto Comisionado para la Paz señor Miguel Ceballos y el Viceministro del Interior señor Juan Carlos Soler, se reunieran con los delegados de la Minga y los garantes del dialogo ONU, MAPP-OEA, Defensoria del Pueblo y Procuraduría General de la Nación, y se comprometieran a parar la represión contra los manifestantes de la Minga mientras realizaban consultas con el Presidente de la Republica sobre la ruta y la logística requerida para su visita al territorio ancestral de Sa’th Tama Kiwe con el fin de sostener un dialogo de carácter político y social sobre la realidad de las comunidades y los acuerdos incumplidos por el Gobierno Nacional.

El dialogo que propone el Gobierno Nacional es a través de los gases lacrimógenos que asfixian; la política de disparar con armas no convencionales para no dejar traza del responsable; la nueva orden de apuntar a la cara de los manifestantes para dejar daños irreparables; la de hacer presencia con aviones de guerra, helicópteros artillados, tanquetas, y hombres con armas sofisticadas y letales; la del lenguaje agresivo, insultante y mentiroso; la de la pos verdad, la estigmatización y la desinformación que propaga por medios masivos de comunicación y redes sociales, en conclusión, el dialogo que el Gobierno Nacional ha propuesto hasta el momento ha sido la represión brutal, excesiva, violenta y desmedida contra los mingueros que con la fuerza de sus palabras, ideas, convicciones y cultura hacen justos reclamos al Gobierno Nacional en ejercicio del derecho fundamental de la protesta pacifica.

Por lo anterior, se exige al Gobierno Nacional que respete y acate los estándares mínimos para el ejercicio del derecho fundamental a la protesta pacifica contenido en nuestra Constitución Política y en tratados e instrumentos internacionales de derechos humanos que protegen y salvaguardan a los pueblos indígenas, y pare inmediatamente la REPRESIÓN.

Hacemos un llamado a los organismos defensores de DD.HH. nacionales e internacionales, al Alto Comisionado para los DD.HH. de la ONU, a la Comisión Interamericana de DD.HH., a la Misión de Verificación de la ONU, a la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA, a la Comisión Legal de DD.HH. del Senado de la Republica, a la Defensoría del Pueblo y a la Procuraduría General de la Nación, para que, en el marco de sus funciones y competencias nos acompañen en nuestras exigencias al Estado, para garantizar que no continúen los incumplimientos del Gobierno Nacional que ha afectado la realización de los derechos de los pueblos indigenas, organizaciones y procesos populares.

Para que cumpla sus obligaciones internacionales y constitucionales el Gobierno Nacional respete el legitimo derecho del pueblo a la protesta pacifica; para que hagan incidencia ante el Gobierno Nacional con el fin de que dialogue con los pueblos indigenas, organizaciones sociales y procesos populares, y muestre una voluntad sincera de escuchar y atender nuestros justos reclamos y que nos apoyen en la visibilizacion de estos hechos de violencia gubernamental ante los entes de control y organizaciones garantes de los DD.HH. para asegurar la vida, la integridad personal y la honra de quienes participamos en la Minga por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz.

Tejido Defensa de la Vida y los DD.HH. de ACIN Chxab Wala Kiwe

Programa Defensa de la Vida y los Derechos Humanos Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC

Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca

Red de Derechos Humanos “Francisco Isaías Cifuentes”

Comisión de Garantías y Derechos Humanos

Minga por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz

Compartir