Congresista María Elena Foronda dijo que es necesario investigar los continuos derrames de petróleo y de gas que se están produciendo impunemente, ya que estos hechos no son sancionados como un delito.

En sesión de la comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, donde estuvieron presentes dos ejecutivos de la empresa Transportadora de Gas del Perú (TgP), la congresista María Elena Foronda solicitó facultades especiales para que este grupo de trabajo investigue el derrame de líquidos de gas del proyecto Camisea, ocurrido el 5 de febrero pasado en el distrito cusqueño de Megantoni. Así como los derrames de petróleo que se han producido en el norte de la amazonia .

“Tenemos que investigar y llevar a la cárcel a los culpables porque esto es matar lentamente a la gente y dejarlos sin futuro al depredar y contaminar los recursos de quienes viven milenariamente en ese territorio”, reclamó la congresista del Frente Amplio.

También expresó su contrariedad porque un delito como es el derrame de petróleo o de gas sea señalado como un incidente por los representantes de la empresa.

“Esto es un ecocidio señores de TgP. Esto es un atentado contra la salud de los pueblos indígenas, no es un incidente ni un evento”, subrayó tras señalar que se trata de una negligencia flagrante de la transportadora de gas, que se viene repitiendo desde hace tiempo.

Foronda preguntó a los ejecutivos de TgP si podían garantizar que este hecho no vuelva a suceder y cuál era su estrategia de remediación ambiental. Además pidió conocer el plan de contingencia que manejan, y si han hecho una valorización de los daños al territorio de los pueblos machiguengas, yines y ashaninkas que viven en la zona.

En la comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos también estuvieron los delegados de las comunidades afectadas por el derrame de líquido de gas. Ellos llegaron a Lima para tratar este hecho con las autoridades del Ejecutivo en razón a que los daños ocasionados aún no han sido reparados. Sin embargo, todavía no son recibidos por los funcionarios del Estado.

Tomado de larepublica

Compartir