¡Violencias NI UNA MÁS! ¡Mujeres SI A LA PAZ!

1003

25 de Noviembre: Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres.

img_0719Video: ¡Violencias NI UNA MÁS! ¡Mujeres SI A LA PAZ!: https://www.youtube.com/watch?v=fKZtDyY5ULU

Junto con las mujeres del mundo, las mujeres indígenas de Colombia, hoy, un día después de la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno Colombiano y la Guerrilla de las FARC, conmemoramos este día para afirmar, una vez más, que queremos la paz; creemos que es posible lograrla, pero, sólo se realizará y será completa cuando todas las violencias se hayan erradicado, cuando todas vivamos con la alegría de una vida libre de maltratos, señalamientos, discriminaciones, golpes, privaciones, abusos y sin temor de ser agredidas por el sólo hecho de ser mujeres.

Será completa esta paz, cuando en todos nuestros territorios habite la certeza de que es seguro para todas nosotras, nuestros hijos e hijas y compañeros movilizarnos, cuando no existan las amenazas al ejercicio de nuestra autonomía, cuando se realice plenamente y de manera adecuada los procesos de Consulta Previa, cuando nuestras voces y sonrisas sean una explosión de alegría porque el camino hacia el Buen Vivir se está haciendo realidad.

Para nosotras la paz nace y se construye desde el corazón, en el respeto y pleno reconocimiento de todas las personas que merecen y tienen derecho a vivir una vida libre de todo tipo de violencias, en armonía y equilibrio con todos los seres que habitan el territorio; por ello el primer compromiso, es personal y es nuestra responsabilidad COMPROMETERNOS A ERRADICAR TODO TIPO DE VIOLENCIAS CONTRA LAS MUJERES, que sin duda son obstáculo para la realización de la Paz. Este es un primer paso.

En relación, hoy 25 de Noviembre Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra la mujer y por una vida libre de violencias para las mujeres indígenas de los 102 Pueblos que componen nuestro territorio Colombiano, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) a través de su Consejería de Mujer, Familia y Generación y las Autoridades Indígenas, ratificamos nuestro compromiso de seguir avanzando en el reconocimiento político del papel que las mujeres indígenas juegan en la construcción de la organización social política y organizativo del Movimiento Indígena Colombiano, y su contribución en estos 35 años de consolidación de la Unidad, del Territorio, de la Cultura y la Autonomía.

Desde el accionar de la Consejería de Mujer, Familia y Generación, frente al tema
hemos generado una serie de estrategias en pro de la disminución de las violencias contra mujeres indígenas a través de la creación de la resolución Mujeres, Violencias y Acceso a la Justicia, por parte de Asamblea Nacional de Autoridades Indígenas del 29 de mayo de 2015, en la que se condenó de manera enfática cualquier hecho de violencia en contra de las mujeres que haya ocurrido o que pueda ocurrir en los territorios, al tiempo que se determinaron acciones para prevenir las violencias y para restablecer el equilibrio cuando esta ocurriera.

Dicha resolución se ha venido socializando en varios territorios indígenas específicamente con sus Autoridades, con el fin de que se conozca y asimismo se implemente en cada territorio de tal forma que las mujeres cuenten con un acceso integral a la justicia. Del mismo modo, la consejería ha creado unas pautas de atención a casos de violencia sexual y unos lineamientos jurídicos y psicosociales como insumo para la atención a mujeres víctimas de violencia.

Por ello, la Consejería Mujer, Familia y Generación genera acompañamiento a las mujeres indígenas violentadas desde tres campos de acción: psicosocial, jurídico y cultural, de manera que a través de reflexiones se promueve la toma de decisiones, el autocuidado, la ruptura de los ciclos de violencia, el fortalecimiento de los recursos personales y colectivos, asimismo, se propicia momentos de sanación y de transformación. De la mano con el acompañamiento espiritual y con medicina tradicional, solo así se logra una armonización integral y la recuperación de la armonía individual y colectiva del pueblo indígena que ha sido violentado.

Por todo lo anterior, hacemos el llamado a las autoridades, tanto a hombres y mujeres, líderes y autoridades indígenas, en todos los territorios indígenas a que reconozcan y se comprometan con nosotras para garantizar territorios libres de violencias y en paz con las mujeres y todos los seres que los habitan, y con ello contribuir, de manera muy significativa, a la construcción de la Paz:

• Que el tiempo del posconflicto o post acuerdos sea el tiempo en que el Estado Colombiano se comprometa seriamente a garantizar que los acuerdos y compromisos con los Pueblos Indígenas y las mujeres colombianas se realicen.

• Que se restituyan todos los derechos que nos han sido vulnerados como mujeres indígenas, como pueblos, como colombianas.

• Que se respeten nuestros territorios y la autonomía; que se respete los procesos de Consulta Previa, que existan todas las garantías para una vida libre, digna y en paz.

• La vida plena de las mujeres es compromiso de todos y todas. Por ello, también demandamos justicia para las cuatro compañeras indígenas que fueron violentadas en Bolivia, en el marco de la III Cumbre Continental de Comunicación del Abya Yala.

¡PORQUE QUEREMOS UNA COLOMBIA EN PAZ, PORQUE QUEREMOS TERRITORIOS INDÍGENAS EN ARMONÍA, EQUILIBRIO Y NO-VIOLENCIAS, PORQUE NOS DUELE LA VIDA DE LAS MUJERES, CLAMAMOS POR NO MÁS FEMINICIDIOS EN EL PAIS Y EL MUNDO!

Contacto:

Consejería de Mujer, Familia y Generación – [email protected], Lejandrina Pastor Gil Cel – 3215654600 / www.onic.org.co 

Compartir