La posición que necesitamos para defendernos y pervivir Sa’Th Tama Kiwe

    918

    Las amenazas y atentados de las últimas horas contra nuestras comunidades y pueblos incluidas las Autoridades Ancestrales de los Resguardos de San Lorenzo de Caldono y de Pioyá, contra la vida del Consejero de la Asociación de Cabildos, de la Guardia Indígena y de líderes del Territorio Ancestral Sa´th Tama Kiwe son expresión de una amenaza sin precedentes contra nuestros pueblos y territorios. No se trata de hechos aislados. Es hora –pasada ya– de asumir con firmeza y honestidad las dinámicas, decisiones e intereses que nos han llevado a esta situación si es que queremos pervivir como pueblos. Ya basta de que nos amenacen, atemoricen y asesinen. Ya basta de que esta enfermedad que nos carcome desde dentro y fuera se siga extendiendo sin que la reconozcamos y enfrentemos como hace falta. Para poder defendernos tenemos que empezar por mirar de frente lo que nos debilita, confunde y divide desde adentro. Si no lo hacemos, vamos a terminar sirviéndole a nuestro enemigo como, dolorosamente y en muchos casos ya viene sucediendo.

    Hechos recientes

    El día 14 de Octubre del presente año en horas de la mañana se encontraron varios panfletos amenazantes en la vereda Granadillo – Resguardo Indígena de Pioyà que aparecen como provenientes del CARTEL DE SINALOA. En estos se lee: Empezó la limpieza en el municipio de Caldono Cauca”. Y se amenaza a los Ne´jwesx: Ovidio Hurtado Pito del Resguardo de Pioyá y Alfonso Díaz del Resguardo San Lorenzo de Caldono. Al Consejero mayor Fredy Alexander Campo Bomba de la Asociación de Cabildos Ukawe´sx Nasa C´xhab. Así como a la Guardia Indígena y a líderes del Territorio Ancestral Sa´th Tama Kiwe.

    Antecedentes Inmediatos

    Es importante señalar por lo menos tres antecedentes recientes en relación con los hechos arriba mencionados:

    1. Acabamos de realizar una Junta Directiva de Autoridades del CRIC, en la vereda El Pital – Resguardo de Kweth Kiwe – Sa´th Tama Kiwe el día 7 de Octubre del 2019. Ante la gravedad de la situación hay algunas situaciones de esta Junta Directiva que debemos señalar: A. La injustificable ausencia de muchas autoridades y la pobre asistencia de quienes deberían haber respondido reconociendo el carácter de la convocatoria y de los temas que se iban a discutir; B. El silencio que guardaron muchas de las Autoridades que asistieron y C. La posición firme y fuerte presentada por dos de las autoridades que luego resultan directamente amenazadas.
    2. El decomiso de varios cargamentos de marihuana por parte de la Guardia Indígena en el Resguardo de La Aguada San Antonio y su posterior destrucción en Audiencia Pública de las seis (6) Autoridades de Sa´th Tama Kiwe en la cabecera municipal de Caldono. Hechos ocurridos en las últimas semanas, y
    3. Todo lo anterior en el marco de un ejercicio de control territorial, coherente con una posición clara frente al narcotráfico y su amenaza a nuestros territorios, pueblos y pervivencia por parte de unos resguardos y Autoridades que están por la defensa de la autonomía, las comunidades y nuestros resguardos y Mandatos. Esta posición y acciones contrastan con lo que ha venido sucediendo y profundizándose en nuestra regional y en muchos resguardos, Cabildos y Zonas del Cauca. Ha quedado claro que existe una división entre quienes hemos asumido una posición frente al narcotráfico y quienes no lo han hecho o no la han expresado de manera abierta y concreta.

    La posición que necesitamos

    Con esta nueva amenaza y el asesinato en las últimas horas de otro Kiwe Thegna; Toribio Canas Velasco, en el Resguardo de Tacueyó – Municipio de Toribío, Norte del Cauca- nos dirigimos a todas las autoridades del CRIC para exigir que como Movimiento Regional definamos una posición clara, que no sea sólo discurso, que nos permita enfrentar el narcotráfico y la violencia contra las comunidades y Autoridades que se oponen a este fenómeno. Esto necesita que entendamos el narcotráfico sin quedarnos en análisis y opiniones de discurso y vacíos que se vuelven propaganda.Tenemos que enfrentar y dejar atrás lo que tapa y encubre intereses de quienes se benefician de esto. Todos sabemos que no están involucrados solamente algunos grupos armados ilegales. El narcotráfico y el poder que lo mueve y obtiene ganancias con él engaña, manipula, compra, recluta, puede y tiene cómo meterse, corromper y destruir en todas partes y a cualquiera. Ese es el conquistador que ahora mismo nos amenaza, nos divide y nos mata.

    La orientación política que se necesita para entender, conocer y enfrentar esta amenaza desde los pueblos indígenas ha estado ausente desde hace muchos años. Si no nos podemos defender hoy, es porque no hemos hecho lo que debemos para tener claro lo que pensamos y tenemos que hacer. Por eso estamos en peligro, confundidos, amenazados, divididos, débiles, impotentes y muchas veces defendiendo y encubriendo lo que nos está destruyendo. No haber definido como CRIC una orientación y una posición política y ética surgida desde nuestras comunidades en Asambleas y Congresos nos dejó sin orientación y normas claras, según usos y costumbres, compartidas entre todos los resguardos y pueblos que conforman nuestra organización. Sin esa unidad de criterio y dirección, cada cual jala por su lado según le parezca y los que quieren someternos nos confunden y se aprovechan para ponernos a pelear entre nosotros para acabarnos. Hemos permitido que entre el narcotráfico y los actores armados no sólo a todos nuestros territorios sino a nuestros hogares y esto confunde nuestra palabra y acción. Es un hecho que hay una cantidad de cultivos, laboratorios y tráfico en unos resguardos, mientras que en otros han sido destruidos por decisión colectiva o de Autoridades. Los corredores de circulación de la droga son tolerados y hasta protegidos en unos resguardos, mientras que en otros, vecinos, no se toleran. Por eso se captura y decomisa droga que pasa de unos resguardos indígenas a otros. Por eso, porque somos permisivos en unos casos y estrictos en otros, los narcotraficantes y sus cómplices se aprovechan. Por eso hay autoridades y guardias amenazados. Por eso nos están matando.

    Entonces, como hay cada vez más amenazas y ataques contra quienes sí han tenido una posición firme con el control territorial. Como no hay una posición del CRIC unitaria y coherente. Como no existe ni se hace lo necesario para definir esta posición, se permite y se promueve que en muchos resguardos y zonas haya colaboración, complicidad o temor frente al narcotráfico, los narcotraficantes, sus jefes y sus aliados. El narcotráfico se aprovecha de las necesidades y de la ambición económica para meter a la gente en ese negocio. Como muchas y muchos son atraídos por lo que la plata consigue y ofrece, en algunas zonas existe negligencia, si es que no complicidad con esta cultura mafiosa y violenta cuyos valores son incompatibles con lo fundamental del ser indígena y guardián de la Madre Tierra. Por eso ahora resulta que tenemos gente que anda defendiendo (y hasta amenazando y matando por) lo que nos destruye y atacando lo que ha garantizado nuestra resistencia y pervivencia. Tenemos precio y nos vendemos. Así dejamos de ser indígenas.

    La vida de nuestros líderes y guardias está en riesgo ahora en el territorio Sa´th Tama por todo esto que decimos y que hace falta enfrentar en toda la regional. No podemos defendernos ni proteger la vida de líderes, guardias, comuneras y comuneros, si esta situación no la reconocemos, enfrentamos y cambiamos. Ningún resguardo sólo, ninguna zona sola, puede afrontar esta situación. Si no le entramos a este asunto entre todas y todos y con nuestras comunidades hasta tener una posición común, nos pueden acabar. Con respeto y con compromiso como CRIC que somos todas y todos exigimos que la Consejería del CRIC y de todas las zonas, junto con las autoridades de los Cabildos procedamos con carácter urgente a enfrentar la que vemos como la mayor y más grave amenaza que ha sufrido nuestro proceso en toda su historia. Sólo así se responde a lo que hay detrás de las amenazas. Si no lo hacemos, seguimos abandonando a la gente en riesgo a su suerte. Confiamos en la sabiduría y en la capacidad que tenemos como pueblos para escucharnos y hacer lo necesario. No podemos aplazar más esta obligación por estar confundidos o en otros asuntos.

    Nota: Y lo es además, porque no solo está la amenaza de actores armados y del narcotráfico. No solo está la división del Movimiento Indígena y la falta de claridad. No solo está el temor entre las distintas partes. No solo está la debilidad, la falta de participación y la falta de compromiso. No solo están las amenazas, sino que ahora el proceso mismo, las comunidades están divididas, quienes trabajan directamente para estos actores armados y para el narcotráfico ya son indígenas comuneros y comuneras.

    EL PUEBLO NASA, LAS AUTORIDADES ANCESTRALES DE SA´TH TAMA KIWE: SAN LORENZO DE CALDONO, PUEBLO NUEVO, LAS MERCEDES, LA AGUADA, LA LAGUNA Y PIOYÁ Y LA CONSEJERÍA DE LA ASOCIACIÓN DE CABILDO UKAWE’SX NASA C’XHAB,

    CALDONO CAUCA.

    17 de Octubre de 2019

    Compartir