Posición política, cultural y territorial del Pueblo Indígena Nasa del municipio de Florida, Valle del Cauca

786

Julio 27 de 2017

A veces nos preguntamos: ¿por qué estamos aquí?. Y te diré: “son los principios, los sueños, los ideales, la dignidad… es por eso que estamos aquí”. Porque pensamos que las sociedades actuales requieren de gente que sueñe, que piense, que cree ideas, que diga el cómo y el cuándo es que vamos a sacar el futuro y la dignidad de los pueblos adelante.

Hoy nos queremos encontrar con gente que irradie positivismo, optimismo y alegría en los demás. Pensamos que este no es un espacio para el pesimismo ni para la discordia y mucho menos para despotricar del otro, este es un espacio para la claridad. Tengan en cuenta que nadie se hizo grande hablando mal de los demás. Las actuaciones dan cuenta de lo que somos, los errores existen y no es que no los veamos, sino que no los queremos ver.

Hacemos un llamado a transformar la inconciencia y a bajarse de esas prevenciones e imaginaciones que quizás hayan sembrado en sus corazones.

Ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario.

Últimamente en el municipio de Florida; de manera capciosa han venido pretendiendo hacer creer ante el resto de la sociedad que existe un problema territorial entre indígenas y campesinos, hechos que vienen siendo auspiciados por la Alcaldía municipal de Florida y oficina de gestión de paz del Departamento, pues varios de esos eventos se han hecho en sitios públicos; Coliseo municipal, oficinas de la Umata, Concejo municipal. Sitios en los cuales se ha denigrado del “Pueblo Indígena Nasa” que desde la ancestralidad ha vivido en estas tierras. Queremos manifestar que todos esos comentarios y juicios mal intencionados, mancillan y ponen en alto riesgo la integridad y la vida de las personas.

Con esas actuaciones en contra del “Pueblo Indígena Nasa” del municipio de Florida, se percibe, como si hubiese la intención o el interés de terceras personas, que buscan generar divisiones internas entre indígenas y campesinos e incluso con la misma gente de la ciudad. Frente a estas situaciones nos permitimos compartir con ustedes las siguientes reflexiones, análisis y puntos de vista:

Que para nosotros; el “Pueblo Indígena Nasa” lo que está sucediendo no es nuevo, ni nos extraña, pues desde la invasión y la conquista del continente Americano acaecido hace ya 525 años, siempre se nos han perseguido, siempre nos han discriminado, marginado… y de repeso nos han despojado de nuestras mejores tierras y como dice una canción nuestra: “El indio vivió en el valle y el blanco lo fue sacando, ahora el indio está en la sierra y el blanco sigue acosando”.

Y cuando hablamos de blancos no nos referimos a los campesinos del común, nos referimos a aquellos que se adueñaron de las tierras planas del departamento Valle del Cauca y que hoy lo tienen convertido en desiertos verdes de caña.

En la época de la colonia y hasta hace unos 200 años, nuestros ancestros (padres) de campesinos, indígenas y afros, vivieron en estas tierras planas sembrando una gran variedad de productos agrícolas y hasta no hace mucho tiempo, unos 20 años atrás, medianos campesinos cultivan millo, algodón, maíz, yuca y verduras por los lados de Zarzal y que iban hasta el municipio de Cartago, pero hoy todo lo han llenado de caña; para eso fue necesario desplazar al campesino, como lo han venido haciendo históricamente. Es bien sabido que para el despojo de la tierra siempre se ha utilizado la estrategia de la guerra y muchas de nuestras tierras nos fueron quitadas de esa manera en la época de la violencia acaecida en los años de 1.950.

Una cosa si es bien clara, que la necesidad del indio, del campesino y la del afro, es la misma, a ambos siempre se nos ha desconocido, se nos ha tenido abandonados, sin educación, sin salud sin mejoramiento de vías carreteables, ni apoyo a nuestros procesos agrícolas; a todos por igual nos tocó padecer la guerra durante estos últimos cincuenta años y que hoy ha cesado medianamente.

Así que ni más faltaría que los indígenas nos pusiéramos a pelear por territorio con aquellos que también han sido desposeídos de sus tierras, al contrario, lo que debemos ponernos de acuerdo “Entre ambas partes”, en cómo es que vamos a proteger y conservar la poca tierra que nos quedó, y en la medida de las posibilidades, ir recuperando aquello que nos pertenecía, y que nos despojaron por la fuerza.

Al contrario de pelear con nuestros compañeros campesinos. Manifestamos que fue gracias a los campesinos, “Que por halla, por los años de 1960 – 1970, cuando los campesinos estaban fuertemente organizados a través de la ANUC; Asociación Nacional de Usuarios Campesinos y donde nuestros líderes indígenas de esa época. Luchaban por la tierra al lado del sector campesino. Pero un día cualquiera de esa época, los campesinos le dijeron a los indígenas; “organícense y reclamen sus derecho, ustedes tienen la Ley 89 de 1890”. Desde esos tiempos para acá, los indígenas nos dedicamos a forjar nuestras propias formas de organización y durante este proceso han surgido importantes organizaciones indígenas a nivel del País; CRIC, OIA, OREVA, CRIHU, CRIT, ORIVAC y otras más que dieron origen a la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC, de esta manera y con los principios de “Unidad, Tierra Cultura y Autonomía” hemos venido caminando la palabra.

Queremos manifestar que no es cierto que existan conflictos entre indígenas y campesinos. No podemos caer en los intereses individuales de algunas personas, que con intensiones bajas y mal intencionados, pretenden manchar la “Dignidad de un Pueblo”, ese tipo de comentarios y apreciaciones en contra de los indígenas, realizado en diferentes escenarios públicos del municipio, han atentado contra la “Dignidad del Pueblo Nasa”, y por eso estamos aquí. Para manifestarle a todo mundo que no es cierto que estemos peleando con los campesinos; para que pelear entre nosotros; cuando la pelea es con el otro que de verdad se quedó con las mejores tierras.

Florida es un municipio que goza de privilegios naturales, quizás únicos y que otros no tienen y quisieran tener. Tiene clima caliente, templado, frio y de páramo.bTiene bosques montañas y grandes peñascos de los cuales brotan quebradas debtodos los tamaños y dan origen a los ríos Frayle, Santa Bárbara, Párraga y otros. En las cimas la naturaleza se adornada con valles y lagunas, unas grandes y otras pequeñas. Florida tiene privilegios; en verano el rio baja grande trayéndonos agua fría, fresca y pura desde los páramos. Nuestras tierras Floridanas son actas para la producción de Plátano, maíz, yuca, café, verduras, frijol, papa, repollo entre otros. Igualmente viven en estas tierras una gran variedad de especies silvestres que habitan en los diferentes espacios territoriales de nuestro municipio. Su gente es humilde y trabajadora. “Que más queremos”.

Entonces lo que necesita Florida, es que tenga personas que piensen en el “Bien Común” que sepan aprovechar las bondades de este municipio y no caer en el interés individual; como en el caso del agua se cayó en intereses individuales y Florida, siendo el dueño del agua, hoy vemos como se la lleva a otros lugares y nosotros los Floridanos siendo los verdaderos dueños del agua nos la venden a precios elevados. Esas son las cosas incoherentes que tienen los que administran el municipio. Si estas tierras son tan buenas para la agricultura “Porque no incentivar el campo” con apoyo financiero suficiente: donde el campesino, el indígena y el afro, tenga la facilidad de cultivar y sacar al mercado sus productos.

Repensar nuestro municipio, es lo que debiéramos hacer todos: Alcaldía, departamento, campesinos, indígenas y afro, y no a andar inventando peleas entre nosotros mismos. Yo creo que cincuenta años de guerra en nuestro territorio fueron suficientes.

Finalmente decirles que los campesinos, los indígenas y afros, no somos pobres, pues nuestros espacios naturales son ricos en Flora, fauna, agua etc. Otra cosa es que nos hayan querido hacer sentir pobres en medio de la riqueza y abundancia.

Riqueza que el otro vio. Y las vio con codicia, con interés individual y pretende hacer estas tierras suyas. Por tal razón, hacemos un llamado a entender la naturaleza y que juntos indígenas, campesinos, afros y ciudadanía en general protejamos lo que es nuestro y que nos pertenece. No nos discriminemos entre nosotros mismos, ni caigamos en el cuento del racismo, ya que; “El racismo es la metafísica de la muerte” pues en varios espacios públicos de la Alcaldía municipal se han escuchado frases tales como: “A mí no me vengan con ese cuento indio” y entre otras.

No caigamos, ni nos dejemos llevar por ese léxico mezquino, mal hablado, peligroso y a veces politiquero, con el cual algunas personas buscan ser grandes. A esas personas nuevamente le recordamos: “Nadie se hizo grande hablando mal de los demás”, consideramos que este tipo de personas, si se pude considerar pobre. “Pobre de ética, de moral y de principios”.

Dediquémonos a hacer cosas más importantes y coherentes, como por ejemplo: Que la Alcaldía convoque a todos los ministerios para hablar de cómo es que va ayudar a salir adelante a los campesinos, indígenas y afros, apoyándolos con proyectos de gran envergadura y que deje de pensar que la solución del campo está en regalar un palín, un azadón y un bulto de cemento. Pensemos en qué vamos hacer con los problemas sociales que se viven en los barrios de la periferia, donde ya no se puede ingresar.

Porque la Dignidad y los principios del Pueblo Indígena Nasa de Florida se respetan “Carajo”, así lo manifestaron los compañeros afros de Buenaventura y así lo seguiremos manifestando.

Muchas gracias.

AUTORIDADES INDÍGENAS DEL PUEBLO NASA

Compartir