Consejo Nacional Electoral, al Decidir Políticamente, Protege el Desafuero estatutario cometido por el comité ejecutivo nacional de la A.S.I.

    230

    La Comisión Política del Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC, reafirma que la Alianza Social Indígena, proviene de las luchas de los pueblos indígenas y de otros sectores sociales. Dicho proyecto está circunscrito, desde su creación, a los planes de vida de los pueblos indígenas, cuyos principios se sustentan en la memoria histórica, en la fortaleza social y comunitaria y en la participación colectiva.

    En este proyecto el sujeto político es la comunidad y el actor político son las Autoridades Tradicionales, las organizaciones comunitarias y las expresiones populares; lo que quiere decir que el movimiento político debe representar y expresar la palabra de la comunidad en coherencia con los fines y principios de las organizaciones sociales, de no ser así, No ES ASI sino una empresa electoral.

    Hoy, el Consejo Nacional Electoral, al dar la razón a quienes rechazamos la decisión amañada, hecha por el Ejecutivo Nacional, de cambiar el Nombre de la Alianza Social Indígena por Alianza Social independiente, confirmó la voluntad original de sus fundadores y evitó borrar la memoria y el origen de este proyecto político. Fue claro que la propuesta de cambio de nombre, hecho ante el CNE por el ejecutivo nacional ASI, extralimitó sus funciones estatutarias y desconoció los planteamientos expuestos por las regionales de Amazonas, Huila, Risaralda, Guajira, Córdoba y Cauca.

    Entendemos que el CNE protegió, en términos políticos, al ejecutivo nacional ASI, el cual a partir de la radicación del ACTA se venía presentando públicamente como Alianza Social independiente. Dicha corporación se abstuvo de brindar una salida jurídica a lo demandado por el presidente de la Alianza Social Indígena, y otros, pues para los demandantes era necesario determinar la responsabilidad de quienes excedieron sus funciones y buscaron organizar intereses personales, con lo cual estaban negando la esencia histórica y los fundamentos colectivos del proyecto político Alianza Social Indígena.

    Ante la evolución de los acontecimientos, la Comisión política del Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC, y el Ejecutivo Regional Cauca de la Alianza Social Indígena, ratificaron las decisiones tomadas, en el Décimo, décimo primer, décimo segundo y décimo tercer Congreso Regional Indígena del Cauca, espacios donde se ordenó adelantar procesos de reflexión como el Foro Ideológico y se identificaron criterios guía para el proyecto político Alianza Social Indígena, ASI. El sentido dado fue el de ser un instrumento político de y para los procesos regionales indígenas y las organizaciones sociales que así lo estimaran conveniente.

    Indicó esta Comisión que la Alianza Social Indígena debe ir más allá de un ejercicio electoral y afianzar sus propuestas políticas como movimiento social, promoviendo una plataforma política de país cuya base social sean los procesos de movilización que desarrollan los distintos sectores indígenas, campesino, afros y urbanos, en perspectiva de construir un país donde quepamos todas las diversidades que habitamos el territorio colombiano y no que sea un proyecto al servicio de la dominación que históricamente ha permanecido en el poder del Estado.

    Se ratificó, igualmente, que la ASI nacional debe ser respetuosa de las decisiones regionales, principalmente en materia de candidaturas a la presidencia y al Congreso de la República por circunscripción nacional, principalmente cuando se trate de circunscripción especial indígena, donde la primera decisión debe provenir de las autoridades, de los procesos zonales y regionales y se hayan agotado los procedimientos organizativos, tal como se hizo para seleccionar a Aida Quilcue, candidata al Senado de la República y a Alcibíades Escue, candidato a la Cámara de Representantes por el Cauca. Candidaturas que no solo contaron con el apoyo de los cabildos y comunidades, así como de la Junta Directiva Regional de Cabildos del Cauca, sino que fueron producto de los consensos de la Convención Regional de la ASI, y así fue notificado en la Convención Nacional de este movimiento en el mes de enero de 2009. Otro ejemplo del respeto que merecen las decisiones regionales se refieren a la determinación de abstenerse como proceso departamental de presentar candidatos en listas de circunscripción especial para Cámara indígena.

    En sentido de todo lo anterior, la Comisión Política del CRIC y el Comité Ejecutivo regional, Cauca, saludan la decisión del CNE de mantener el nombre original del Movimiento Alianza Social Indígena, expresando inconformidad por no brindar una solución de fondo a la extralimitación de funciones del Comité Ejecutivo Nacional de este movimiento político.

    DIGNIDAD Y UNIDAD EN DEFENSA DE LA VIDA

    COMISIÓN POLÍICA CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA –CRIC-

    ALIANZA SOCIAL INDÍGENA, REGIONAL CAUCA

    Popayán, octubre 21 de 2009

    Compartir