Motivaciones

Motivaciones que han hecho posible avanzar hacia el desarrollo de una propuesta de universidad.

El CRIC hace más de 10 años viene construyendo programas de nivel superior. La propuesta de la Universidad da continuidad al proceso educativo fundamentado desde las cosmovisiones indígenas y los desarrollos pedagógicos, organizativos y administrativos de la educación propia. En el marco del derecho especial que nos asiste como pueblos originarios, esta es una propuesta que contribuye al desarrollo de la diversidad cultural, proclamada en la Constitución Nacional.

a) El movimiento indígena ha alcanzado una alta valoración de la necesidad de una formación integral que permita que tanto la región caucana con su población indígena, afrocolombiana, mestiza y en general los sectores populares fortalezcan sus condiciones de sujetos activos y calificados para promover el desarrollo local con tendencia a la generación de condiciones de convivencia armónica y mejoramiento progresivo y permanente.

b) Los programas, planes de vida y en general las proyecciones que vienen realizando los diversos pueblos indígenas en el departamento, muestran que respecto a los horizontes que se quieren alcanzar existe una visión a largo plazo, pero que ella misma se ve truncada en su acción concreta debido a la carencia de la formación cultural, pedagógica, científica, tecnológica, administrativa para aplicarla a proyectos con exigencias específicas. Muchos recursos han quedado subutilizados y en otros casos perdidos, debido a la carencia de conocimientos para planear y definir acciones realizables, precedidas de los estudios pertinentes y oportunos; tal es el caso de la fábrica de procelulosa en Caldono, los proyectos de cultivo de fique, gusano de seda, entre muchos otros que funcionan por tiempos y luego se diluyen. No quiere decir que la responsabilidad de estos desaciertos fuese sólo de la comunidad caucana, pero si se contara con personal técnico conocedor de los diversos factores del entorno que inciden en la consolidación de los proyectos y planes de vida, interesados en la región, quizá se tendrían mejores condiciones de control, sostenimiento y desarrollo de acciones a largo plazo.

c) El territorio caucano está habitado por pueblos con diversas cosmovisiones, muchas de ellas en abierta contradicción con los sistemas de vida promovidos desde la sociedad de consumo con carácter globalizante. Forman parte de esa diversidad las particulares formas de aplicar justicia, planteamientos jurídicos y normatividad en general que no solamente son alternativa de los pueblos que las vivencian sino que muchas veces son consideradas formas más éticas y justas de control colectivo.

d) La prevalencia de las lenguas indígenas y la condición de pueblos bilingües, con procesos serios de construcción de una propuesta pedagógica comunitaria, bilingüe, mediada principalmente por la investigación educativa y cultural y por criterios de integralidad, reciprocidad, autogestión, suponen la necesidad de incentivar procesos y mecanismos para potenciar la capacitación de los docentes, de los niños y niñas, de los jóvenes, de los distintos agentes educativos y comunidad en general; desde las condiciones culturales que comporta cada grupo.

e) Los crecientes procesos de organización y participación que se vienen dando exigen igualmente una formación en el marco de las propias experiencias y proyectos, tal es el caso del uso eficiente, concertado y con sentido de prioridad que se debe dar a los recursos de transferencias y demás presupuestos de beneficio colectivo.

El Cauca es un territorio con enormes riquezas naturales y posibilidades productivas, igualmente con un bagaje cultural y social muy diverso e importante manifestado en sus etnias (guambianos, nasa o paeces, coconucos, yanacona, totoró, eperara – siapidara, inga) y regiones (Costa Pacífica, Tierradentro, Oriente, Occidente, Bota Caucana, Patía, Macizo Colombiano, Norte y Centro) que siendo incentivadas desde escuelas de verdadero desarrollo científico y cultural, ello redundaría en mejores condiciones de crecimiento socioeconómico.

f) Desde otra perspectiva es igualmente el Cauca en la actualidad uno de los territorios más conflictivos y azotados por la violencia; por la presencia de actores armados (guerrillas y paramilitares) por su situación respecto a la implantación de cultivos de uso ilícito; entre muchos otros factores, que requieren ser analizados y comprendidos para fundamentar dinámicas que generen condiciones para una paz estable y duradera.

g) Existe un amplio grupo de población joven, hombres y mujeres que debido a la carencia de posibilidades de estudio y trabajo y ante el contexto de guerra que se vive en Colombia, son desplazados de sus territorios hacia los sectores urbanos donde pierden sus costumbres y se ven obligados u obligadas a insertarse en trabajos degradantes socialmente. En otros casos son invitados u obligados a participar en los grupos armados, sean guerrillas o paramilitares, agravando la situación de orden público y las condiciones de supervivencia en sus territorios.

h) Los diversos desarrollos organizativos contemplan el ejercicio de la jurisdicción propia, posibilitando la administración colectiva en sus distintos niveles y espacios particulares como la educación, el territorio, la salud, la producción, el ambiente, entre otros. Las organizaciones consideran a la educación un eje fundamental de su desarrollo y proyección. Es por ello que por sí mismas vienen realizando programas a diversos niveles y modalidades, muchos de los cuales han posibilitado y aportado decisivamente en la definición de políticas educativas de carácter nacional emanadas de la Constitución Nacional y las demás normas jurídicas actuales. Desde la madurez que estas experiencias han alcanzado y teniendo en cuenta que la educación es un componente que atraviesa todos los espacios de la cotidianidad, consideramos que las condiciones están dadas para abordar la creación de una institución de carácter universitario indígena. Ella se sustenta tanto desde las problemáticas y necesidades de la actualidad, así como desde las condiciones de particularidad cultural y la urgencia de atender mejores niveles de profundización y comprensión de la universalidad del conocimiento, propendiendo por una adecuada articulación entre lo general y lo particular.

i) Los recientes procesos emprendidos para ampliar la cobertura educativa en el Cauca han permitido el acceso a la escuela de más de 12.000

niños/as, los cuales son atendidos por maestros más de 500 maestros en su mayoría indígenas, nombrados por sus propias comunidades, más del 50% de ellos en la actualidad son estudiantes regulares de Pedagogía Comunitaria en la UAIIN, factor que ha sido importante para promover el acceso de los indígenas a la educación superior. Enfatizando que al tiempo son sectores que quedándose laborando dentro de sus comunidades son un factor más de un mejoramiento sostenible.

Se cuenta con un buen acumulado conceptual, metodológico y organizativo- administrativo, que pone a la UAIIN, como una de las opciones de mejoramiento de la calidad educativa para los pueblos indígenas.

• Desde las condiciones de acceso a la formación universitaria

Las autoridades indígenas y comunidades hacen un esfuerzo por lograr el acceso de sus jóvenes a la universidad, pero ésta aun no cuenta con los programas pertinentes de manera que gran parte de ellos se quedan fuera de sus comunidades, o si vuelven poco se integran a la vida comunitaria. José María, miembro del equipo coordinador del Centro de Investigaciones Interculturales de Tierradentro comenta, “Los cabildos ahora algunos hasta se arrepienten de haber apoyado enviando a estudiar a sus jóvenes afuera a las universidades, porque están volviendo y les ponen problemas a ellos, que hay que pagarles bien porque ellos ya son doctores, que son estudiados, que la comunidad les tiene que seguir sus ideas, parece que ellos quieren mandar a la comunidad. Por eso ahora están desanimados y buscan mejor que ellos estudien adentro mismo” .La formación que están recibiendo los indígenas en las universidades, en asocio con el hecho de que su estudio en la mayoría de los casos les implica ubicarse en las ciudades donde éstas funcionan, tiene el riesgo de que el indígena no vuelva, y si vuelve menosprecia su cultura y vuelve desadaptado principalmente frente a la integralidad que caracteriza a las culturas indígenas, condición ésta que minimiza su papel social en la comunidad.

Si bien en estos últimos años ha aumentado el interés por el acceso a la educación secundaria y superior, la escasa cobertura está determinada además, por aspectos de carácter socio político, entre ellos el grado de conflicto por el control territorial que vuelca a los jóvenes a la guerra estimulados por la poca posibilidad de trabajo y estudio. En otro sentido, los usos y costumbres de algunos pueblos indígenas del Cauca, suponen que un joven a los 14 y 15 años esté ya vinculado a los procesos productivos, se halle en proceso preparatorio para “coger familia”, factor que vuelve difícil la salida de los jóvenes a estudiar a otros lugares. Igualmente, la carencia de recursos financieros, imposibilita atender la educación de los jóvenes, la mayoría de comunidades de esta región disponen de economías centradas en la autosubsistencia y escaso manejo de dinero. Los estudiantes que han ido a estudiar a otros lugares son subvencionados por los cabildos, pero este acceso es muy limitado.

Las políticas de acceso y vinculación laboral para pueblos indígenas en Colombia son inexistentes (sector público y privado). Por otro lado las comunidades organizadas proyectan

su desempeño laboral al interior de sus respectivos territorios y las políticas internas de las autoridades indígenas y sus organizaciones, buscan un desarrollo sostenible, autónomo y comunitario impulsado por sus propias poblaciones.

En general no existe en los territorios indígenas del Cauca, un proceso de amplio de acceso de los jóvenes a las secundarias, factor que define igualmente la imposibilidad de continuar con la formación superior (Sólo el 19% de los estudiantes que acceden a la escuela terminan secundaria). Los procesos de acceso a la educación básica igualmente se dan sólo en un promedio del 60% de la población en edad escolar. Esta situación exige que los esfuerzos por definir unas políticas educativas de acceso, tengan que ver con el desarrollo integral de toda la población indígena en el Cauca, y es en este sentido que la UAIIN, toma vigencia y prioridad.

Claramente se visualiza a partir de las estadísticas, la escasa cobertura de la educación superior, y cómo a partir de la UAIIN, en los últimos años estas estadísticas se triplican por acción de sus programas. El contar con más de 300 estudiantes en curso, muchos ya egresados, todos ellos vinculados a sus respectivos territorios y con responsabilidad en el ejercicio de funciones sociales claras tales como el ser maestros comunitarios, agentes de salud, integrantes de la gobernabilidad a través de los cabildos, agentes de la producción y desarrollo ambiental, coordinadores de programas de género, educación, capacitación política entre otros, permite ver que este tipo de organización educativa ha superado el problema de la formación para buscar empleo, “ nuestro interés no es formar al estudiante para que busque trabajo o empleo en otra parte, para nosotros es mejor que los compañeros que ya tiene la comunidad ocupados en su debido trabajo, se capaciten y se cualifiquen para que se desempeñen bien en lo que hacen”. Esta estrategia permite superar el problema de los profesionales desempleados.