No más silencio del Gobierno Nacional, frente al accionar de las AUC y los rastrojos.

    212

    Con indignación y vehemencia el Consejo Regional Indígena del Cauca rechaza las constantes amenazas contra líderes sociales, Autoridades Tradicionales y comuneros indígenas de los departamentos de Cauca, Valle y Nariño. Dichas amenazas son provenientes de grupos paramilitares que el gobierno dice haber desmovilizado pero que persisten en autodenominarse AUC y Rastrojos a los cuales el gobierno llama grupos emergentes.

     

    El 10 de abril giró por Internet un comunicado firmado por los rastrojos, en donde se indica que luego de un “… exhaustivo y largo proceso de inteligencia que incluyó seguimientos e infiltraciones directas a organizaciones sociales, (…) de derechos humanos, Desplazados y sindicalistas en los departamentos de Nariño y Norte, Centro y pacifico del Valle, Norte del Valle, Cauca, Putumayo, Risaralda, Quindío, Tolima, Caldas, Cundinamarca, Meta, Boyacá y Antioquia y comprobadas sus relaciones con grupos guerrilleros y que supuestamente defienden los derechos humanos, los Comandos Urbanos de Los Rastrojos hemos llegado a las siguientes claras y precisas conclusiones…” y en su segundo punto señalan “…Declarar objetivo militar permanente y enemigos a organizaciones…” cuyo listado incluye más de 30 nombres de organizaciones sociales y de derechos humanos, además de nombres de dirigentes .

    En el marco de una asamblea permanente del pueblo Nasa, el pasado 23 de abril, mediante documento anónimo son amenazados un gobernador y un comunero indígenas de Inzá, bajo argumentos similares a los expuestos anteriormente.

    El 24 del mismo mes, en el municipio de Silvia, aparece un panfleto, en papel membrete de las AUC, conminando a líderes indígenas a dejar “… de lado el discurso y hechos arcaicos a favor de los derechos indígenas e ideologías atacando las buenas y nobles intenciones del alto gobierno a favor de la paz…” para luego declarar objetivo militar a más de 20 reconocidos líderes y Autoridades Tradicionales del pueblo Guambiano.

    Es claro que estas intimidaciones se argumentan desde la defensa del gobierno, para lo cual los plagiarios usan expresiones de voceros de las instituciones cuando quieren cuestionar la defensa de los derechos humanos hecha por los sectores sociales o menguar, particularmente, la acción reivindicativa de los procesos de resistencia indígena. Sin embargo, a pesar de la gravedad de las amenazas, no se conoce que gobierno nacional alguna vez se haya distanciado de estos panfletos, ni que los haya censurado de forma directa y contundente, circunstancia que lo compromete por negligencia y omisión, pues la constitución de Colombia obliga a las instituciones a mantener la convivencia, garantizar la paz y proteger la vida de los ciudadanos, pero principalmente a distanciarse de las bandas de criminales.

    La Consejería Mayor CRIC manifiesta su solidaridad con las Autoridades y líderes de Guambia, ante está nueva agresión a los pueblos indígenas, y teniendo en cuenta la parcialidad del gobierno nacional en situaciones como ésta, reclama de la comunidad nacional e internacional, en especial de la Comisión Interamericana de DDHH de la OEA, sus oficios para que haga seguimiento a estas situaciones de inseguridad y demande del Estado colombiano investigación inmediata y una protección debida, eficaz y oportuna a las personas en peligro, pues esta amenaza aumenta y mantiene el riesgo de desaparición forzada de los pueblos indígenas identificada por la Corte Constitucional en el Auto 004 de 2009.

    Popayán, abril 29 de 2010

    CONSEJERÍA MAYOR

    CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA –CRIC-

    Compartir