Militarización y tratamiento de guerra al proceso de Liberación de la Madre Tierra pueblo Kokonuko

    117

    Comunicado a la opinión pública

    La comunidad del Resguardo Indígena de Kokonuko denunciamos ante la opinión pública, defensores y defensoras de derechos humanos, los atropellos cometidos por la fuerza de choque ESMAD y la militarización del territorio, dando a la comunidad indígena un trato inhumano, desalojando por la fuerza a los comuneros y familias que viven al lado del predio aguas tibias No2, sin tomar en consideración los derechos fundamentales a la vida y al territorio, olvidándose por completo de los derechos de la niñez, abuelos, abuelas, y la integridad física de hombres y mujeres congregados en un ejercicio legítimo de saneamiento del resguardo, hasta el momento tenemos 17 comuneros lesionados entre hombres, mujeres y menores de edad, algunos se encuentran en estado crítico en los diferentes hospitales, el resto de la comunidad ha sido afectada por el gas lacrimógeno y por disparos de estos elementos directamente al cuerpo de los comuneros.

    En las horas de la tarde la lucha se trasladó a los caseríos de las veredas de San Pedrillo y Tres de Noviembre pertenecientes al Resguardo Indígena de Kokonuko, donde el ESMAD no le importó disparar gases lacrimógenos afectando más de 150 viviendas donde se encontraban mujeres embarazadas, madres lactantes, mayores y mayoras, provocando pánico entre la población indígena y severos traumas psicológicos a los niños, más serias afectaciones respiratorias, además de no permitir la atención de los heridos, las unidades de atención a los comuneros de las IPS Minga y CRIC fueron intimidados e interferidos para que no se diera la atención prioritaria a los heridos violando así el derecho fundamental a la vida y los estándares del derecho internacional humanitario.

    También rechazamos la militarización del territorio y el ataque indiscriminado a nuestra gente que en ningún momento está invadiendo el predio, solo exigimos un derecho legítimo de manera pacífica, pero se nos ha tratado como delincuentes en nuestra propia casa, en un hecho que no tiene precedentes en el movimiento indígena del Cauca, realizaremos los respectivos alegatos jurídicos por la violación y vulneración de nuestra ley de origen, derecho mayor, Guardia indígena y autoridades.

    Por tal motivo la comunidad del Resguardo Indígena de kokonuko toma la decisión se seguir en Asamblea permanente en el territorio de nuestra pertenencia, hasta que se cumpla con los acuerdos pactados y acta operativa de 2016 y la entrega final del predio a la comunidad, exigimos el respeto a la vida, al no exterminio de nuestros pueblos indígenas y no estigmatizar, señalar o amenazar a nuestros compañeros indígenas, finalmente agradecemos la solidaridad de nuestros hermanos indígenas y los animamos a seguir en la lucha por la reivindicación de nuestros derechos milenarios, con aprecio y gratitud.

    COMUNIDAD INDÍGENA DEL RESGUARDO DE KOKONUKO

    Kokonuko, 12 de julio del 2017

    Compartir