Declaración de los pueblos indígenas del sur del Tolima en el marco del II encuentro de intercambio cultural día de la resistencia

265

En la ciudad de Chaparral (Tolima), hoy 12 de octubre de 2017, Día de la Resistencia, las autoridades indígenas de los Pueblos Pijao y Nasa de los municipios de Ataco, Chaparral, Planadas y Rioblanco, nos hemos reunido para hacer la siguiente declaración:

Reafirmamos que los derechos de los pueblos indígenas los hemos conquistado a través de la lucha y resistencia del movimiento indígena, y que somos autoridades y gobiernos con autonomía y autodeterminación con base en lo consignado en el Convenio 169 de la OIT, la Constitución Política de Colombia, demás jurisprudencia nacional y otros instrumentos internacionales.

Teniendo en cuenta los principios del derecho mayor; de la libre determinación; de la autonomía; el gobierno propio; de la participación, la consulta y el consentimiento previo, libre e informado; de la identidad e integridad social, económica y cultural; de los derechos sobre las tierras, territorios y recursos, que implican el reconocimiento de nuestras prácticas territoriales ancestrales, el derecho a la restitución y el fortalecimiento de la territorialidad, mecanismos vigentes para la protección y seguridad jurídica de las tierras y territorios ocupados o poseídos ancestralmente y/o tradicionalmente; los cuales también son la base fundamental para la implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, firmado entre el Gobierno y las FARC-EP (en adelante Acuerdo Final de Paz).

MANIFESTAMOS:

  • Que en el marco del Decreto 893 de 2017, mediante el cual se reglamentan los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial -PDET- y los Planes de Acción para la Transformación Rural -PATR-, se viene desconociendo lo definido en su Capítulo II, donde se determina que en zonas donde se vayan a construir PDET y PATR que incluyan territorios de pueblos y comunidades étnicas y zonas con presencia de grupos étnicos, deberá adelantarse un mecanismo especial de consulta para su diseño, formulación, ejecución y seguimiento.

Evidenciándose:

– Que en el trabajo adelantado hasta el momento por la Agencia de Renovación del Territorio -ART- no se han generado espacios de socialización y concertación con los pueblos y comunidades indígenas del Sur del Tolima para el desarrollo de metodologías que garanticen la participación efectiva y vinculante de nuestros pueblos y autoridades en la formulación del PDET, obligándonos a ceñirnos a una metodología ajena a nuestra cultura y cosmovisión, lesionando nuestra identidad.

– Que la manera como se adelanta la construcción del PDET no implementa el enfoque reparador que debe tener para los territorios indígenas afectados por el conflicto armado, vinculado a lo establecido en el Auto 004 de 2009 y el Decreto Ley 4633 de 2011.

  • El Gobierno viene discriminando a las comunidades entre certificadas y no certificadas, entre resguardos titulados y comunidades con tierras no tituladas como resguardo, y se ha venido excluyendo a los cabildos indígenas ruralmente dispersos.
  • Rechazamos las presiones de servidores públicos para que no exijamos el enfoque étnico en la formulación del PDET.
  • Reivindicamos el título colonial del Gran Resguardo de Ortega y Chaparral, según escritura 657 de 1917.
  • La estructura del proceso participativo vigente para la formulación del PDET crea instancias locales y subregionales que no tienen en cuenta la participación explícita de las pueblos y comunidades indígenas del Sur del Tolima.
  • El Plan de Salvaguarda elaborado para el Pueblo Pijao no puede ser insumo referente para la elaboración del PDET, ya que es un documento diagnóstico que no está legitimado por las comunidades, pues no representa la cultura y cosmovisión de la etnia Pijao.

Con base en lo anterior, EXIGIMOS:

  • La incorporación del enfoque étnico en la implementación del Acuerdo Final de Paz firmado entre el Gobierno y las FARC- EP, a partir del cumplimiento del Capítulo Étnico que se relaciona en el punto 6.2 del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y Construcción de una Paz Estable y Duradera, en los municipios de Ataco, Chaparral, Planadas y Rioblanco, con asentamiento de los Pueblos Pijao y Nasa.
  • Que se reconozca y se aplique el enfoque étnico en la formulación e implementación del PDET, como se ordena en el Decreto 893 de 2017, para lo cual se pide en primera medida el desarrollo de espacios con pueblos y comunidades indígenas del Sur del Tolima para la socialización y concertación de la ruta metodológica indígena a implementar en la construcción del PDET.
  • Que la construcción del PDET se haga a partir del enfoque reparador como se establece en el Acuerdo Final de Paz, desde el reconocimiento de las afectaciones específicas que tiene el conflicto armado sobre los pueblos indígenas.
  • La participación efectiva de los pueblos indígenas del Sur del Tolima en los diferentes niveles decisorios que contempla la estructura del proceso participativo para la construcción del PDET y el PATR.
  • Que se garanticen los recursos necesarios para la construcción del PDET e implementación del PATR con los pueblos y comunidades indígenas, respetando las decisiones autónomas de las comunidades.
  • Que los funcionarios públicos no ejerzan presiones indebidas y discriminatorias, ni generen vicios de procedimiento en la implementación de las políticas que involucren a los pueblos indígenas.
  • Que los servidores públicos sean capacitados por las autoridades Indígenas en nuestra cultura, cosmovisión, usos y costumbres para que obren en consecuencia de nuestros principios.
  • Certificar a todas las comunidades y resguardos indígenas del Sur del Tolima, que se autoreconozcan como indígenas, previamente certificadas por el resto de comunidades del respectivo municipio, respetando el principio de autodeterminación como base fundamental de nuestra identidad.
  • El reconocimiento del título colonial del Gran Resguardo de Ortega y Chaparral, según escritura 657 de 1917.
  • Que se asignen los recursos físicos, económicos y de talento humano indígena suficientes para la construcción y fortalecimiento de los Planes de Salvaguarda, de manera que se cumpla lo estipulado en el Auto 004 de 2009 donde se establecen garantías para la pervivencia física y cultural del Pueblo Pijao y Nasa.

INFORMAMOS A LA OPINIÓN PÚBLICA:

Que en el proceso de construcción de los PDET participamos todas las comunidades indígenas del Sur del Tolima, siempre y cuando existan garantías para el ejercicio de nuestros derechos.

Estar alerta ante nuestra preocupación, por la utilización de los escenarios para la construcción del PDET e implementación del PATR, de manera politiquera e impulsando campañas electorales que vayan en detrimento de los derechos de los pueblos Indígenas.

En aras de la construcción de la paz, que para nosotros significa el disfrute pleno de nuestros derechos, desde los territorios se hace necesario que el enfoque étnico se garantice para avanzar en escenarios verdaderos de reconciliación y convivencia para los pueblos indígenas, que hemos sido víctimas durante 525 años, y la sana armonía del Estado Colombiano.

Invitamos a las Organizaciones Regionales y Nacionales Indígenas para que se sumen a esta declaración como representantes legítimos de las bases de los pueblos indígenas.

Hoy, en el Día de la Resistencia, hacemos un llamado a todos los pueblos indígenas del Tolima y de Colombia a fortalecer la unidad y al pueblo colombiano para construir la Colombia posible.

Chaparral, 12 de octubre de 2017

Compartir