Comunicado a la Opinión Publica

703

524 años después y sigue el genocidio contra los pueblos indígenas, campesinos, afros y sectores populares en Colombia.

Hoy en pleno siglo XXI, en la era de la ciencia, la tecnología, la razón, la modernidad, el progreso y la civilización se está “conviviendo” con una sociedad ignorante, que se EDUCA con la Televisión, el internet, la Tablet, el celular, el ipad; que se COMUNICAN por las frías redes sociales, por el whatsApp; que NAVEGAN en la superficialidad; que se acostumbraron a la MENTIRA y; le apostaron a la CORRUPCIÓN; en esta sociedad no podemos esperar sino personas indiferentes, indolentes, racistas y asesinos.

Una sociedad enferma que aborrece lo humano y que idolatra el dinero, la avaricia, el poder para destruir la tierra; la envenena y come sus alimentos para poder acudir a los servicios del negocio de la salud, no puede ofrecer paz.

El señor Uribe Noguera no es más que el producto de esta sociedad CIVILIZADA, y MENTIROSA que utiliza el poder y las leyes para someternos al miedo, reparte pan y circo en vivo y en directo para hacernos reír, nos duerme y nos matan diariamente física, metal, cultural y espiritualmente.

YULIANA Samboni, una desplazada del Cauca, que nació en el Macizo Andino Amazónico Colombiano, tierra de sueños, biodiversa e hídrica del País, no soporto la degradación y vergüenza de la SOCIEDAD DEL PROGRESO, que ABUSA, VIOLA, ESTRANGULA Y AFIXIA TODOS LOS DIAS.

¿Hasta cuándo hermanos indígenas, afros, campesinos, populares, sindicatos, y sociedad mayoritariamente excluida nos SOMETEREMOS A UNOS POCOS que, sabemos nos seguirán mintiendo, explotando y matando, en los campos y en las ciudades?

Quizá YULIANA nos abriste los ojos Y EL CORAZON para conducirnos por el camino de la verdadera paz, con justicia real, con equidad social y vergüenza nacional.

Invitamos a nuestra SOCIEDAD INDIGNADA para que sumemos corazones, fuerza, saber y voluntad para que más Yulianas y sus familias no sigan perdiendo LA ESPERANZA Y LOS SUEÑOS POR UNA COLOMBIA DIFERENTE Y DIVERSA.

Hoy y siempre el Pueblo Yanacona se une al dolor de la familia Samboni Muñoz y ruega a Dios a los espíritus para que llenen de fuerzas sus corazones y puedan soportar el vacío que deja YULIANA, pero también el dolor que crea una familia pudiente, racista y discriminadora que desconoce los principios de la HUMILDAD, SENCILLEZ y RESPETO por los demás y que a lo mejor no saben el dolor de ser Padre o Madre. Pero también exigimos a los medios de comunicación pudientes del País no prestarse para estigmatizar la sociedad humilde y trabajadora que lo único que hacemos es hacer producir el campo para darles de comer a los que viven en las grandes ciudades.

También exigimos insistentemente al poder judicial, ejecutivo y legislativo aunar esfuerzos para que sobre el victimario de YULIANA SAMBONI caiga todo el peso de la ley y pague por sus hechos y No quede en la impunidad como otros casos que se han visto que el poder se impone sobre el campesino e Indígena y afro más humilde y olvidado del País Colombiano.

YULIANA SAMBONI, es y será una niña campesina, pero también Indígena Yanacona que vivirá en nuestros corazones y su espíritu retornara al Territorio para estar cerca a sus seres queridos que la vieron nacer.

TERRITORIO INDIGENA – PUEBLO YANACONA M

ACIZO ANDINO AMAZONICO COLOMBIANO

6 de diciembre de 2016

Compartir